Proximamente

http://cuenterosdelmundo.es.tl/






 
ALGO DE HISTORIA.

      Corría el año 2002, cuando en Espacios Verdes- de la Ciudad de  La Plata, se dictaron cursos sobre Narración Oral a cargo del grupo Cuento-encuentro, a los que asistimos varios alumnos, buscando algo distinto a lo retórico y formal. Allí, “presentí” que estaba ante una nueva forma de “comunicar-nos”. Quedó en mí, la inquietud por algo nuevo, todavía no comprendido íntegramente, en lo que entendí, debía indagar, bucear. Entonces, comencé a leer cuentos-olvidados  durante muchos años. Seguí buscando, leyendo. Venía de realizar distintos cursos, aparentemente ajenos a lo que descubriría: Oratoria, Lenguaje Corporal, otros, específicos de mi profesión, y todavía no acertaba a ver con claridad que buscaba.

     Pasó el año 2002.- Seguía buscando, grababa mis discursos, me oía a solas, sentía que mi voz no reflejaba aquello que realmente quería decir; pero…¿qué era lo que quería decir…? y,  ¿ a quiénes…?. Todavía estaba  en  completa soledad,  sin oyentes. 

      Llegó 2003, cuando en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la U.N.L.P.,  comenzó a dictarse el Curso de Extensión de la Narración Oral

Asistí. Allí conocí, entre otros, a Otilia Curvelos, Leticia Bosellini,  Daniel Zapiola, Liliana Benítez, Silvia Bermúdez, María Inés Laterrade, Dora Elena Espoturno, Beatriz Larregle, Liliana Jaunsaras, y varios más, cuyos  nombres desdibuja el tiempo. Al finalizar este curso, se celebraron jornadas de Narración oral, en las cuáles, aquellos alumnos que quisiéramos narrar, podíamos hacerlo, previo ensayo de un cuento, ante nuestras maestras.: Susana Lino, Leonor Arditti, Giselle Rataus, entre otras.

      Así lo hicimos. Ensayamos varios de nosotros. En mi caso ,una sola vez un cuento que luego me marcaría como narradora dramática, “ El Negocio”, de Clementina García Ibáñez , Esos cuentos, fueron narrados ante el público asistente en la facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata,  en las Jornadas del 30 de noviembre de 2003.

       Luego de ello, en diciembre de ese año, algunos pocos alumnos, decidimos tomarnos unos días de vacaciones en Mar de Ajó- lugar al  que habíamos sido invitados por otra compañera del curso-  quién no solo nos recibió con la mejor onda, sino que también trató de que asistiéramos a un lugar público para narrar.

        Esa fue una noche inolvidable: se inauguraba una confitería en Mar de Ajó, cuyo nombre ahora no recuerdo, pero hermosa!, decorada  al mejor estilo, con un piano, acústica especial, micrófono, una barra y luego,…dependía de nosotros el “decir”…

Nos ganaba la emoción, un público distinto, nuevo, cómo nos recibiría?

        Mis compañeros comenzaron a narrar. La noche era oscura, tenebrosa, relámpagos, truenos,  y una lluvia que se desató como vendaval, borraba  sonidos y  voces. 

        Para mi mal,  había elegido para debutar, un cuento de Angel María Vargas,…”Llueve Tata?”. Parecía una broma del destino. Cuando la lluvia  disminuía, mis compañeros decían: “dale Alicia, contá,”  y yo esperaba a  que  cesara. No fue así, cada minuto que pasaba caía con más fuerza, violenta, al punto que asustados, empezamos a ver como desde  las juntas del techo, caían  largas hileras de agua por las paredes.

         Así fue mi debut. Estaba muy nerviosa, mi voz no se oía, el ¿llueve tata?,  parecía una broma atroz en lugar de un hermoso cuento emocionado, cruel y duro-como casi todos los que recuerdan a personajes de nuestra historia-, pero lo narré. Ya no recuerdo si aplaudieron o callaron. Solo sé que ese día presentí las dificultades que debe enfrentar un Narrador Oral cuando se presenta ante el público, en cualquier circunstancia.

         Luego de ello, muchas cosas ocurrieron: parecen distantes y sin embargo tan vivas, imágenes y emociones impresas en el corazón, en el  alma, imposibles de olvidar.

En el mes de febrero de 2004, todos aquellos incipientes narradores, nos reunimos en una quinta de la Localidad de Punta Lara, decididos a poner nombre  a este grupo  que había sido ganado por la pasión de narrar. Luego de postularse varios nombres, por mayoría se aprobó el de Cuenteros de la Buena Pipa, nombre con el que seríamos conocidos en muchos y diversos lugares de nuestro país y también del exterior.

       Comenzó la selección y adaptación de cuentos y nuestra presentación como Cuenteros de la Buena Pipa en las Marathónicas de Poesía de Mar del Plata, Feria de las colectividades, colegios en la ciudad de La Plata  y, en noviembre de 2004, habiendo sido seleccionados por Argentina para participar en el Encuentro Internacional de Contadores de Historias y Leyendas  en  Buga,  Colombia, cuatro cuenteros- entre los que me incluyo, viajamos  a ese país.

       Colombia significó la apertura a un mundo nuevo, con distintas temáticas, autores, tradiciones y,  sobre todo, otras formas de contar. Regresamos maravillados. Pudimos oír en su medio a colombianos (del centro, norte y costa oeste del Pacífico-todos distintos), mejicanos, brasileros, bolivianos, ecuatorianos. Hicimos amigos, confraternizamos con todos. Regresamos distintos, con otra mirada puesta en nosotros que con nuestro estilo argentino, pudimos ganar su atento silencio, aprobación y aplauso.

       El grupo original se  había reducido ya a siete personas. A partir de esa experiencia durante el año 2005, se incrementó sobremanera la actividad y participamos en distintos lugares y encuentros, tales como : Congreso de Poesía de Rosario, De las Siete Colinas en Entre Ríos,  Hotel Bauen en Buenos Aires invitados por el grupo Tupak, Aristóbulo del Valle en Misiones, Barrio Milonga en Buenos Aires, Maratónica de Poesía en Viedma, Río Negro, similar en Mar de Ajó, Campamento Poético en Maipú, regresando permanentemente a Mar del Plata para intervenir en las distintos encuentros y Congresos de Poesía y Narrativa organizados por Fundación de Poetas.

       Al iniciarse el año 2006, dos integrantes del grupo decidieron retirarse, con lo que el número de Cuenteros se redujo a cinco, y un poco más tarde, se produjo el alejamiento de otra integrante; es decir que a finales de 2006, el grupo se había reducido a cuatro cuenteros. Continuamos participando en todos aquellos lugares en los que podíamos contar. Para ese entonces,  habíamos abierto un espacio de narración en la ciudad de La Plata, presentando un ciclo mensual de narración en el Sindicato de Prensa Bonaerense con espectáculos tales como “Cosas de Familia”  entre otros y , una apertura a los cuentos eróticos con “Sábanas de Seda”,  estrenado en Mar del Plata y La Plata., con buena recepción por el público asistente. Además, participábamos en contadas en Colegios, Institutos, Bibliotecas.,Parroquias, Librería de la Ciudad, etc.

      En mi caso, ganada por la pasión de narrar, acepté toda invitación que nos fuera hecha en la que pudiera decir, comunicar, hablar con mi corazón expuesto a todos, para hacer pensar, sentir , recordar, llorar, reír, en una palabra “ser”.

      Así arribamos al año 2007. Seguíamos en la actividad, pero esta se reducía a contar en el Sindicato de Prensa Bonaerense –calle 11 entre las de 39 y 40 de La Plata y,  los proyectos sobre incorporación de nuevos narradores y participación de algunos que fueron nuestros maestros (por distintos motivos), se diluía siempre sin concretarse. A finales de ese año, había presentado ya un unipersonal “De Amores” , en La Plata ( La Trova y Sindicato de Prensa Bonaerense), Feria del Libro de Mar del Plata (Biblioteca Municipal- Sala Soriano),  y en Séptimo Fuego (Mar del Plata), con la dirección de Roberto Moscoloni. También, decidí ofrecer talleres de narración oral, dí jornadas intensivas en Séptimo Fuego de Mar del Plata y un poco después, inicié en forma particular  talleres continuados en esta ciudad.

      El interés que esta actividad despertó y la felicidad que me provocaba darlos y narrar, fueron el mejor impulso para continuar este camino que seguí transitando, por ese entonces, sola.

 

 

Volver a empezar

 

¿Querés que te cuente el cuento de la buena Pipa? No, yo no te dije que si, solo te pregunté si querías que te contara el cuento de la buena Pipa…

Tal vez, ese juego fue el que me llevó persistir, continuar, renovarme, a  crecer ante la duda.

 

      Se inició el año 2008 –el grupo como tal, ya no existía, lo que hizo que junto a mi cambio de residencia, intensificara  mis esfuerzos por difundir Narración Oral, por medio de Talleres y participaciones en ámbitos no conocidos.

Asumí la Dirección  de la “CIA. DE NARRADORES CUENTEROS DE LA BUENA PIPA”, registré su nombre,  y junto a Roberto Moscoloni y Keiko Kuratsu  resolvimos incorporar a todo narrador que,  con cierta experiencia, deseara contar con nosotros, en libertad, pero apoyando sus actividades.

Había comenzado a dar Talleres de N.O., en Mar del Plata durante el año 2007,  y, convencida que esa era la mejor manera de difundir la N.O., decididamente los reinicié en abril de 2008,  con la asistencia de narradores que hoy integran la Cia. De Narradores : Keiko Kuratsu,  Susana Viera, Marta Castro, Stella Marucco, Graciela M. Trevino de Tufro,  y  otros.

Durante el año 2007/2008, realicé, con la colaboración de Roberto Moscoloni y Keiko Kuratsu, presentaciones de libros de distintos autores en La Plata y Mar del Plata,  intervenciones en la Feria del Libro, Muestra de Talleres, Contadas en Alejandría-Libros y Café- de Mar del Plata,  Feria de la Palabra en La Plata, Palabras en el Mundo ( La Plata), y  presentación de unipersonales de Narración Oral.

Arribamos al año 2009 y al momento en que escribo esta historia, hemos iniciado dos talleres de Oralidad y Escritura, reunidos bajo el nombre “ La Palabra nos Convoca”.

En uno-Escritura-,  comparto la coordinación con la Profesora Martha Berutti, y voy creciendo a su lado en la difícil tarea de escribir. El otro- Oralidad-, en el que comparto la coordinación con Roberto Moscoloni (escritor, narrador).

Sobre los contenidos de estos talleres, se informa en el Ap. Talleres.

Mensualmente sigo presentando a narradores que integran la Cia. Cuenteros de la Buena Pipa en Alejandría –Libros y Café, narrando cuentos a todo aquel que tenga interés en escucharnos.

Muchos proyectos nos ocupan: seguir difundiendo narración oral a través de talleres continuados e intensivos, brindando espectáculos en todos aquellos lugares en que seamos requeridos, ofrecer charlas, proyectos que llevaremos adelante con toda la pasión que supone narrar a ”viva voz”, recreando magníficos textos, autores, tradiciones, leyendas, memoria emotiva,  comunión con el escucha en la historia que contamos.

Hasta aquí, nuestra historia. Lo que viene, puede tener tu participación. Escribínos, te invitamos a formar parte de la Compañía de narradores, a integrarte a esta hermosa familia de cuenteros y cuenta cuentos y formar en tu ciudad o pueblo un grupo de narradores al que vamos a apoyar y ayudar a que crezcan.

     La Palabra nos convoca… te convocamos.

Alicia.

Compañia de Narradores
"Cuenteros de la Buena Pipa"
Registro de Derechos de Autor
N° 707642 / 08
Castelli 1965 Mar delPlata
Cp. (7600) 0223 - 493-5393 /
0221 - 479-6254

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Proximamente http://cuenterosdelmundo.es.tl/